Demasiadas esperanzas puestas en la preservación de la maternidad

Foto de:rmedica.es
Foto de:rmedica.es

Da la impresión de que ahora con ir a una clínica de fertilidad y “vitrificar nuestros óvulos”, tenemos garantizado un embarazo, de que con esto de la “vitrificación de óvulos” hemos encontrado la gallina de lo huevos de oro a lo de postergar la maternidad. Solo el significado de “preservar la maternidad” parece que lo dice todo, pero la realidad es que no nos garantiza un cien por cien de éxito.

Rosa Maestro @rmaestrom @Masola_org

Y así nos lo han vendido las campañas de concienciación a través de los medios de comunicación. Nada qué decir cuando estos artículos divulgativos van acompañados de la famosa del momento que vitrificó sus óvulos y que finalmente ha sido madre con 50 años, que a saber si es verdad que los vitrificó o el tratamiento de #reproducciónasistida fue otro como la donación de óvulos o la donación de embriones.

Cierto es que la vitrificación de óvulos que tomó su enfásis en poder postergar la maternidad en pacientes que iban a ser sometidas a un tratamiento agresivo tras padecer un cáncer o una enfermedad que pudiese afectar a sus óvulos, puede ser una opción más a la maternidad tardía, pero solo eso, una opción más, como es la recepción de óvulos o de embriones donados.

Ninguna técnica de reproducción asistida garantiza un cien por cien en la tasa de embarazo…. las hay con más probabilidades o con menos y dependiendo de la edad, de nuestra situación hormonal, y de muchos otros factores, todo ello sin tener en cuenta los caprichos de la naturaleza que no responden a ningún dato estadístico.

La vitrificación de óvulos es una buena opción si queremos aplazar el proyecto de ser madres, sobre todo si vitrificamos nuestros óvulos cerca de los treinta años y no de los cuarenta, porque el momento álgido de la fertilidad en una mujer no es en la década de los treinta a los cuarenta, sino de los veinte a los treinta….Una opción a la que yo invitaré a mis hijas a hacer cuando sus óvulos estén en su momento más álgido, más importante desde mi humilde punto de vista que pagarles una operación estética. Pero no sin ser consciente de que quizás tampoco les asegure un embarazo.

Existe la poibilidad de que ninguno de los óvulos que se vitrifiquen terminen en un embarazo, sobre todo si cuando vitrificamos tenemos cierta edad….y aunque las posibilidades son altas, hay que contar con que puede que estemos en ese porcentaje que no lo consigue. ¿Cuándo plantearnos vitrificar? Cuánto antes mejor, porque con una edad cercana a los cuarenta años, nuestros óvulos ya no son los de los veinte años.

La técnica nos ha ayudado mucho a tener más opciones frente al proyecto de ser madres, pero no el cien por cien… quizás y hago desde aquí un llamamiento, las campañas de concienciación tendrían que ir enfocadas a que las mujeres fuesen conscientes de la caducidad de su fertilidad y una vez tomada conciencia, decidir si aplazar o no ese proyecto de vida

 

Autor: Rosa Maestro

Periodista, comunicadora, madre sin pareja con donante de esperma y por adopción internacional, fundadora de la web masola.org y autora de los cuentos infantiles #reproducciónasistida "Cloe quiere ser mamá..", "Nora y Zoe, dos mamás para un bebé" y "Lucía y e cofre mágico de la familia".

Comentarios