Gestación Subrogada: Así vivimos el día del padre

Foto cedida por Maite Árboles
Foto cedida por Maite Árboles Gestión Subrogada

¡FELICIDADES PAPA! Hoy celebramos el segundo día del padre. Una vez más un día especial. Costó mucho llegar a estar todos juntos, fue un camino muy muy largo, difícil e incluso a veces tan arduo que nos daban ganas de tirar la toalla. Pero con el apoyo mutuo conseguimos llegar a nuestra meta, al final del túnel, donde dos pequeñitas luces iluminaban el nuevo sendero hacía la felicidad más absoluta: ellos, Marc y Àlex.

Nuestros pequeños son el eje de nuestras vidas, la sonrisa más bonita que cada día al abrir los ojos podemos ver y las personitas más especiales que nos dan fuerza, día a día, para luchar por y para ellos. Hoy es tu día y quería decir que me siento orgullosa de tí. Para Marc y Álex te has convertido en el protagonista de sus juegos, el héroe de sus miedos, el ejemplo a seguir, el espejo donde cada día quieren verse reflejados y sobretodo los brazos donde quieren acurrucarse, donde encuentran consuelo cuando caen, los que les ayudan a levantarse, eres la persona que les sabe consolar cuando están tristes o cuando no se encuentran bien o simplemente cuando quieren mimitos y un fuerte abrazo seguido de esas cosquillas a las que les sigue esa risa que solo tu sabes provocar.

No podemos olvidar y nunca olvidaremos que todo esto no hubiese sido posible sin la generosidad y el amor de nuestra gestante, Lorenia. Ella cuidó a nuestros hijos durante casi nueve meses en su vientre, como nadie podría haber hecho mejor. Nos hizo implicarnos y sentir el embarazo como propio sin tener ninguna obligación. Aunque la espera fue larga, ella protegió a nuestros pequeños, los cuidó y nos hizo partícipes de todo. Nunca podremos agradecerle a ella y a su familia lo importante que ha sido, es y será para nosotros.

Creo que nunca podrás olvidar el día que escuchaste latir sus corazones por primera vez, el día en que nos comunicaron que eran dos niños, el día en que les vimos la carita por primera vez una ecografía 4d, el día que nos llamaban a las dos de la madrugada para comunicar que el nacimiento de nuestros “twins” era imminente, el día que les cogimos en brazos por primera vez, el día que por fin llegamos a España, el día que por primera vez te llamaron papá, el día que empezaron a gatear, el día que empezaron a caminar… y así un largo etcétera de momentos especiales, de momentos que Marc y Álex hacen que sean únicos, especiales, irrepetibles y que por un momento quisiéramos poder parar el tiempo para saborearlo todo aún más. Por un largo camino que todavía nos queda por recorrer juntos y por una vida entera a vuestra lado preparados para ayudaros a crecer y educaros mientras os queremos, cuidamos,y amamos infinitamente.

Àlex, Marc i mama

 

Comentarios