¿Qué clínica de reproducción asistida es la mejor?

Foto:pixabay.com Nos volvemos locos eligiendo clínica de reproducción asistida cuando escoger es mucho más fácil de lo que creemos
Foto:pixabay.com
Nos volvemos locos eligiendo clínica de reproducción asistida cuando escoger es mucho más fácil de lo que creemos

No conseguimos el embarazo y llevamos ya varios años intentándolo, o quiero ser madre y no tengo pareja, o somos dos mujeres y necesitamos de la reproducción asistida para tener familia…la primera duda que nos surge es: ¿a qué clínica acudo?

La primera opción es ir a la Seguridad Social, sobre todo por una cuestión económica. Sin embargo, a mujeres solas y parejas de mujeres, pese a que la actual Ley de Reproducción Asistida dice claramente que no se debe discriminar por cuestiones de sexo, edad, etc… siempre hemos sido discriminadas… Unas veces más, otras menos. En unas comunidades más, en otras menos. Con unos ginecólogos más, con otros menos.

Las parejas  heterosexuales tampoco lo tienen demasiado fácil si se acercan a los 40 años de edad, ya que la sanidad pública considera que una mujer ya no puede optar a tener familia a partir de esa edad o si tienen ya otro hijo… En estos casos tienen que recurrir igualmente a los centros privados.

Puede interesarte también: España es la meca de la reproducción asistida

Hace diez años, cuando yo decidí recurrir a un donante de esperma para ser madre ni me planteaba la Seguridad Social porque lo más habitual era aquello de “pero mujer, te haces una escapadita de fin de semana, una noche loca y ya está”.

Cuando una mujer me comentaba que le habían dicho algo así en un centro de salud de la Seguridad Social no salía de mi asombro, y sobre todo de la falta de ética de unos profesionales, siempre llevados o dirigidos por esa “falsa moral” que ha imperado y que impera en parte de nuestra sociedad. En otras ocasiones, te derivaban a un hospital y en éste después de haberte hecho esperar de seis a nueve meses para recibirte, te plantificaban algo así como una “normativa interna del centro para no aceptarnos”

Conscientes de esto y de sus largas listas de esperas (en nuestro caso al igual que en la adopción, mucho más largas…) queda la Sanidad Privada y cierto que en los últimos años se han creado muchas más clínicas y una a veces no sabe a cuál de ellas acudir.

Puede interesarte también: "Después de años intentando ser madre y 22.000 euros gastados, cuando consigo serlo, el frío me invade"

Pues bien, yo aconsejaría lo primero de todo visitar dos o tres (muchas clínicas ofrecen una primera visita gratuita). Una vez visitadas un par de clínicas, creo que hay que dejarse llevar por el trato, por el feeling, por la empatía que se haya tenido con el profesional, porque eso nos va a dar cierta seguridad en todo nuestro tratamiento.

Luego optaría por la cercanía con el domicilio ya que son muchas las veces que hay que ir y cuánto más cerca se encuentre mejor. Por último, elegiría también en función de la experiencia de otras mujeres, que como ya somos muchas, han pasado por las diferentes clínicas. El precio, también es importante, pero quizá no lo más importante, siempre que la economía no esté empujando demasiado. Muchas veces lo barato termina siendo caro, máxime cuando en esto de los centros privados en medicina se encuentre un fondo de inversión detrás cuyo objetivo no es el embarazo sino el dinero.

Recalco: creo que en esto de la elección y dado que puede que pasemos mucho tiempo junto a estos grandes profesionales que nos hacen cumplir nuestros sueños de ser madres, tiene que ser la  tranquilidad, la seguridad, el cariño que nos trasmite el centro porque eso nos va a permitir tener una gran confianza en sus profesionales y no tener ansiedad siendo conocedoras de que en todo momento están haciendo lo mejor para nosotras.

Por último después de varios intentos en un centro y no lograr el embarazo (no porque la clínica no sea buena), siempre es aconsejable hacer un cambio de centro. Mucha veces el simple hecho de cambiar de clínica renueva nuestras ilusiones, nuestro positivismo y nuestra confianza en los facultativos, cosas muy importantes en el logro del embarazo.

Autor: Rosa Maestro

Periodista, comunicadora, madre sin pareja con donante de esperma y por adopción internacional, fundadora de la web masola.org y autora de los cuentos infantiles #reproducciónasistida "Cloe quiere ser mamá..", "Nora y Zoe, dos mamás para un bebé" y "Lucía y e cofre mágico de la familia".