Una pastelería en Tokio

Una pastelería en Tokio
Una pastelería en Tokio

Deliciosa, tierna, humana, sensible, adorable… Hacía tiempo, desde “Como agua para chocolate”, que no veía una película que me conmocionara tanto.  La emoción a punto de derretirse en cada uno de sus pasajes, en cada una de sus palabras, cada frase, cada mirada…

“No hemos venido a este mundo para ser alguien importante, qué más da si no se es alguien importante para el mundo, porque cada uno de nosotros hemos venido porque somos importantes para los que nos rodean”.

La tristeza de un mundo que nos encorseta y nos hace ser estúpidos. La ternura de una abuela que le dice al hijo que nunca tuvo: “Yo también tuve esa mirada triste, durante mucho tiempo, durante muchos años, hasta que dejé de hacer lo que los demás esperaban de mí”.

Alquilála ya, no te la descargues. Merece la pena que genios como los que han hecho posible una maravilla cinematógrafica como ésta, tengan nuestro apoyo.

Autor: Rosa Maestro

Madre sola, fundadora de la web masola.org y autora del cuento "Cloe quiere ser mamá.." entre otras cosas.

Comentarios