Después del padre donante, el donante amigo y el amigo amante. Madres solteras por elección

Madres solteras por elecciónMadres solteras por elección. Después de tres días de inseminación, fecundación in vitro, donantes, ovocitos, maternidad subrogada y muchos momentos buenos con mujeres a las que admiro…Después también de la indignación de conocer al padre donante, al donante amigo y al amante amigo de una mujer que decía ser como nosotras…

Después de recibir la crítica constructiva de otra mujer que me dijo “no hay que juzgar, cada uno superamos como podemos las situaciones que nos depara la vida”….me senté, pensé y escribí.

Rosa Maestro @Masola_Org @rmaestrom

Y en mi reflexión me he dado cuenta de lo mucho que aún la mujer arrastra el sentimiento de culpabilidad e inferioridad frente al hombre, del daño histórico que aún arrastramos sobre aquellas decisiones o sentimientos que otros, en su mayoría hombres y religiosos, nos regalaron con forma de diamante, la joya más preciada para engalanar a “el sexo débil” .

Leer también: "De madre a mujer cuando se es madre soltera por elección"

Me ha dado por pensar en la lucha interna que han tenido que sufrir y aún sufren las mujeres intentando enmascarar el hijo que tuvieron con un hombre casado.

Arrastrar ese sentimiento de no formar una familia tradicional al uso y tal y como nos contaron que debíamos hacer, en lugar de sentirnos orgullosas de la relación y del hijo; felices por vivir dos sentimientos tan hermosos que les regaló la vida.

Tratar de disfrazar una realidad por otra; intentar no ser descubierta y luchar por ser una más entre las mujeres de bien, que dicen algunos que solo son aquellas que forman una familia clásica y estructurada.

Ninguna relación es mala mientras no te haga daño me dijo un día la psicóloga con la que estaba en plena terapia antes de mi maternidad en solitario”, cuando le hablaba de mis relaciones al uso, al desuso, estructuradas, desestructuradas, extramatrimoniales, o atemporales, entre otras.

Cualquier relación puede ser tremendamente disfrutada si no te hace sentir mal. Total el problema tendría que ser del hombre y no de la mujer, él tendrá que dar explicaciones a quien deba dárselas.

Leer también: "Las nuevas madres solteras"

Y si eres tú, la mujer, la que está emparejada, tampoco creo que haya que martirizarse a sí misma por haber mantenido relaciones extra matrimoniales con un hombre casado, lo que habrá que hacer es plantearse por qué se tienen y qué es lo que no va bien en la pareja, si merece la pena recuperar el amor de antaño o buscar en otros puertos.

Antes nos hacían sentir culpables por tener hijos sin un marido, nos invitaban y aún más obligaban de un modo u otro a darlos en adopción (todavía pasa en muchos países), luego nos hicieron sentir infelices por no tener el hijo dentro del matrimonio, culpables por tener una historia de amor con un hombre casado mientras a ellos se les veía y se les ve como increíbles conquistadores…

Lo nuestro es de infieles y lo de ellos de machos ibéricos.

Y yo que pensaba que ya habíamos avanzado, pero me he dado cuenta de que todavía caminamos a cuestas con la histórica agresividad pasiva contra la mujer, unas más y otras menos, unas en unos temas y otras en otros, todavía muchas  mujeres siguen dentro de la cárcel del que dirán…

Leer también: "Mamás solteras y de un donante"

Y no viven ni se atreven a defender sus vidas justificándolo con que es mejor vivir la vida que los demás quieren para ellas y no salirse de lo “establecido como correcto”, porque esa maravillosa vida que otros inventaron para nosotras, siempre se ha dicho que es la que menos problemas da, cuando a veces como dice mi madre: “lo barato se paga caro”.

No juzgo, ni soy quien para decirle a nadie con quién debe o quiere tener una relación, con quién quiere o debe tener un hijo, ni cómo desea su familia, pero sí tengo todo el derecho del mundo a sentirme indignada porque me utilicen como modelo familiar más idóneo (madre sola con donante de esperma) para justificar ante los demás una opción menos dañina al “qué dirán”, porque por lo que leo, está mejor considerado ser madre sola por elección con un donante de esperma que tener un hijo de un hombre comprometido.

Leer también: "Madres solteras por elección. Las diez frases desafortunadas que me dijeron"

Y máxime cuando la persona que me ha utilizado mi forma de vivir, de sentir y de creer en esta vida, se ha hartado de decir que nuestro modelo de familia no es el idóneo, que afecta al menor, que no le hace crecer adecuadamente, que los niños necesitan un papá y una mamá para desarrollarse en un futuro como personas felices, solo para tapar las heridas que durante siglos nos han hecho con armas de toda índole a la mujer y que a ella, a la protagonista de nuestra historia estos días pasados, la han tenido durante siete años en la UVI con los sentimientos en estado crítico.

Me entristece comprobar que todavía las mujeres estamos lejos de coger las riendas de nuestra vida y sentirnos orgullosas de ella.

A muchas nos ha costado años encontrar  la llave que rompía el candado de una cárcel con tan duras condiciones, pero ahora tremendamente satisfechas por sentirnos libres de pensamiento, obra y omisión.

Cierto que algo de ropa interior y fotos del pasado se quedo entre aquellos barrotes y de vez en cuando reaparecen en el recuerdo para invitarnos a echarlos de menos.

Autor: Rosa Maestro

Periodista, comunicadora, madre sin pareja con donante de esperma y por adopción internacional, fundadora de la web masola.org y autora de los cuentos infantiles #reproducciónasistida "Cloe quiere ser mamá..", "Nora y Zoe, dos mamás para un bebé" y "Lucía y e cofre mágico de la familia".

Comentarios