¿Podría mi hija enamorarse de otro de los hijos de su donante?

Seis hijos nacidos por donante de gametos permite la Ley… ¿Es un número apropiado para impedir que se conozcan y se enamoren siendo hermanos genéticos?

Enamorarse de otro de los hijos del donante
Foto:pixabay.com
Hijos del mismo donante

Seis hijos nacidos vivos puede tener cada donante de esperma en España, de acuerdo a la ley. ¿Podría existir la posibilidad de que nuestro hijo/a pudiera enamorarse de otro de los hijos del donante?

Aunque siempre nos queda la duda de si solos son cinco los hijos de un mismo donante que pueden existir además del nuestro o más porque realmente no se sabe cuantas veces habrá llegado a donar dado que aún no existe un Registro de Donantes Únicos en España que lo regule.

Seis, lo legal, es un número ínfimo en comparación con otros países, pero el suficiente para que todas nos hayamos hecho en más de una ocasión, sobre todo en lo que llaman los expertos la toma de la decisión, la pregunta: ¿ y si mi hijo o hija se enamora de uno de los otros niños nacidos del donante, niños que tienen sus mismos genes?, ¿de un hermano genético por darle algún nombre?

Rosa Maestro @rmaestrom @Masola_Org

¿Y si eso ocurriese? Pues bien… no hace mucho tiempo mi hija, fruto de un donante de esperma del cual conozco que tiene los seis hijos nacidos vivos porque intenté un segundo embarazo y ya no pude elegir mismo donante, me dijo: “Mamá, fíjate que casualidad…Isaac, un niño del campamento de verano me ha comentado que él es igual que yo, por reproducción asistida”.

Mira también: Óvulos y esperma donados tendrán su Registro Único en 2017

Lo primero que pensé y sentí fue una enorme alegría porque nuestros hijos parecen estar rompiendo el tabú que ha existido y aún existe en haber sido fruto de un tratamiento de fertilidad y que ellos, con apenas 13 años, hablan de ello con total normalidad. Claro que de inmediato dije: “amor, hoy en día hay miles de niños que nacen por reproducción asistida”.

Y me contestó: “No mamá, me refiero a que es de un donante de esperma igual que yo”

Lo segundo que pensé y sentí es que estaba resolviendo una incógnita por la que yo siempre he apostado: si los padres hablamos a nuestros hijos con total normalidad acerca de su origen, ellos no tendrán ningún problema a la hora de contarlo, lo que significa comunicación, y la comunicación entre ellos lleva a saber que ambos son de un donante…

Si entre ambos surgen sentimientos más fuertes, no tardarán mucho en hacerse ciertas pruebas genéticas y a partir de ahí… ellos eligen sobre sus vidas, al igual que yo elegí sobre la mía.

Mira también: ¿Son iguales o diferentes los hijos nacidos de donantes de gametos?

La satisfacción se acostó conmigo aquella noche. Primero por constatar que las nuevas generaciones arrastran menos tabús con respecto a la reproducción asistida y que hablan de ello como antes nosotros hablábamos de cómo se conocieron nuestros padres; y segundo, por saber que de algún modo será conocedora en todo momento de quien tiene enfrente porque ella no dudará en contar su origen de forma natural.

Autor: Rosa Maestro

Periodista, comunicadora, madre sin pareja con donante de esperma y por adopción internacional, fundadora de la web masola.org y autora de los cuentos infantiles #reproducciónasistida "Cloe quiere ser mamá..", "Nora y Zoe, dos mamás para un bebé" y "Lucía y e cofre mágico de la familia".

Comentarios