Reposo tras la trasferencia embrionaria ¿mito o realidad?

transferencia embrionaria
www.tena.com
La transferencia embrionaria es el último paso de la Fecundación in Vitro (FIV)/ ICSI. Finalmente tras haber pasado, toda una  “carrera de obstáculos”, desde la estimulación ovárica, los controles ecográficos, la recuperación de los óvulos, su Fecundación In Vitro (FIV), hasta que finalmente el embrión o los embriones obtenidos se depositan en el interior de la cavidad uterina.

Por: DRA. ELISABETTA RICCIARELLI, CODIRECTORA DE FIVMADRID.

La transferencia de embriones es, sin lugar a duda, el momento más importante y emocionante de todos los tratamientos de reproducción asistida.

Para la paciente el procedimiento no es doloroso y no requiere anestesia, es comparable a una citología tanto por la posición ginecológica como por el espéculo.

En FIVMadrid realizamos la trasferencia siempre bajo guía ecográfica lo cual permite al médico y a la paciente la visualización directa en cada momento del catéter con los embriones.

Entre la transferencia embrionaria y la prueba de embarazo deben de pasar quince días.

Estas dos semanas de espera son descriptas como el momento más angustioso de todo el proceso de la Fecundación In Vitro.

La expectativa de quedarse embarazada es alta y la mayor preocupación para la mujer es no estropearlo todo, no cometer errores que puedan comprometer la implantación.

Las preguntas más frecuentes que nos realizan son: ¿Puedo hacer algo para ayudar a la implantación del embrión? ¿Cuántos días de reposo es mejor que haga? ¿Si hago reposo absoluto en cama todos estos días, puede aumentar mi probabilidad de embarazo?

A todas estas preguntas hay solo una respuesta: “Relájate, tranquilízate, disfruta de cada día, sal de paseo y haz tu vida normal”.

Todo esto  puede influir de manera positiva.

¡El equilibrio emocional ante de todo!  No hay que olvidar que las mujeres que no tienen problemas de fertilidad y conciben espontáneamente, no saben exactamente en qué momento se han quedado embarazadas, por lo que no realizan ningún tipo de reposo ni limitan sus actividades diarias.

Igualmente, tras la transferencia embrionaria  no es necesario limitar la actividad diaria salvo que se realice de manera constante un esfuerzo físico excesivo.

Aunque no hay estudios que de manera fehaciente  demuestren la necesitad del reposo, el reposo  relativo de 2-3 dias  postransferencia puede  tener un impacto positivo porque la mujer dedica más tiempo a sí misma, se relaja, está con su pareja, intenta crear un entorno favorable, sin estrés y así ayudar a que el embrión se implante. Por todo esto es por lo que lo recomendamos en FIVMadrid.

Autor: Rosa Maestro

Periodista, comunicadora, madre sin pareja con donante de esperma y por adopción internacional, fundadora de la web masola.org y autora de los cuentos infantiles #reproducciónasistida "Cloe quiere ser mamá..", "Nora y Zoe, dos mamás para un bebé" y "Lucía y e cofre mágico de la familia".

Comentarios