Quiero ser madre y no tengo pareja… ¿por qué no me decido a serlo sola?

 

 

Foto: pixabay.com La duda y el miedo es una constante en la mujer soltera antes de tomar la decisión de ser madre sin pareja
Foto: pixabay.com
La duda y el miedo es una constante en la mujer soltera antes de tomar la decisión de ser madre sin pareja

Tomar la decisión de ser madre soltera por elección no es fácil. Todas las que somos mamás solas hemos pasado por el mismo proceso de levantarnos, día tras día, con el mismo pensamiento: quiero ser madre pero…”

Pero… ahí están los peros que rodean nuestra decisión… Y si me quedo en el paro, y si es una decisión porque me siento sola por no tener pareja, y si…me estoy precipitando y en dos días aparece mi príncipe azul, y si me pasa algo y mi hijo se queda sin su madre, y si…

O los.. “es que”…: es que no tengo apoyo familiar, es que mi trabajo no es lo suficientemente estable, es que puede que le marginen en el colegio por no tener un papá, es que no se cómo voy a contarlo en mi entorno, es que y si luego ya no encuentro pareja, es que qué dirán los demás, es que…

Días, meses, años… invertimos tiempo, mucho tiempo, para que luego nos digan: “¿te lo has pensado bien?”. Y es fundamental tomarse el tiempo necesario para estar seguras de nuestro deseo, de que eso es lo que queremos y de nutrirnos de la madurez y seguridad necesaria que posteriormente va a requerir nuestra decisión…

Podemos hacerlo con donante de esperma o por adopción, los pensamientos son iguales en la forma, aunque diferentes en algunos contenidos, en tiempo y en dificultades. Pero estos pensamientos llegan un momento en que se convierten en uno solo y en espiral, que si dejamos que, día a día gire, no nos dejará tomar la decisión.

La decisión hay que tomarla en algún momento y ese es el momento en el que hay que dejar de pensar…, no podemos dejar que el tiempo pase y pase sin tomar una decisión, tiene que llegar el momento en el que hay que decidir si seguir hacía adelante o no avanzar ya más, porque si lo que se espera es el momento ideal o idóneo para ser madre, éste nunca llegará.

Nadie mejor que tú sabrás cuál es tu momento y cuál tu decisión. Está claro que cada una de nosotras debe valorar su conjunto de circunstancias… y después de esto, si lo único que te retiene es el miedo… comentarte que el miedo, en sí solo miedo, nunca fue un buen compañero de viaje y el único que cuando compra billete para viajar a nuestro lado en la vida, nos hará arrepentirnos de lo no hecho, en lugar de lo hecho.

Escribe tus miedos porque a veces simplemente con el hecho de verlos escritos desaparecen o compártelos con otras mujeres que estén en tu misma situación. Rodéate de otras mujeres que ya hayan sido madres solas, sin pareja… que te cuenten sus experiencias; busca a los familiares y amigos que te sumen, es decir, que apoyen tu decisión…Da pasos hacía adelante pero no te quedes inmersa en ese cúmulo de pensamientos negativos, porque el miedo, nuestro lado catastrófica utiliza todas las armas que conoce para convencernos de que es mejor quedarnos como estamos.

Por  Rosa Maestro @rmaestrom @Masola_Org

Autor: Rosa Maestro

Madre sola, fundadora de la web masola.org y autora del cuento "Cloe quiere ser mamá.." entre otras cosas.

Comentarios