Pareja de mujeres: sentimientos de una madre no gestante

Madre no gestante sentimientos

Poco a poco se atreven a alzar la voz, son las madres no gestantes, madres en la sombra, pero al fin y al cabo, madres. El blog de maternidad lesbiana, MamayMami,  recoje el testimonio de algunas de ellas, los sentimientos de una madre no gestante.

MamayMami

Tras todos los testimonios aparece  la inquietud: Quién seré yo para ese bebé”, sobretodo durante la concepción y el embarazo. En su carta de una madre no gestante, Sandra se preguntaba: ” ¿y cuando nazca? ¿Cuál será mi papel? Tenía claro que no pensaba hormonarme para dar el pecho así que siendo
mujer ¿cual era mi lugar?“. La confusión de Sandra es muy común, se confude la maternidad con la lactancia

Silvia, en su carta titulada “Sentimientos de una madre no gestante“,  lo tiene muy claro, “ser madre no gestante, que no es lo mismo que una madre adoptiva. ¿La principal diferencia? No ha habido un abandono y el vínculo lo hemos construido los tres desde el minuto cero, desde su concepción en el centro de reproducción asistida más lesbianfriendly que encontramos”.

Los temores de las madres no gestantes se basan en la creencia que “madre no hay más que una”, ya sea la creencia del entorno familiar como la creencia interiorizada. Es el mismo miedo de las madres por donación de óvulos, en el mal entendido concepto que el vinculo maternal está ligado a la biología.

Leer también: "Sentimientos y emociones de una madre no gestante"

En el caso de las parejas de mujeres, se añade el “inconveniente” de los roles de género. ¿La madre no gestante equivale a un padre? No. La madre no gestante es la otra madre. En la mayoría de los casos no le dará el pecho, pero también se levantará por la noche, cambiará pañales, dará papillas y sufrirá cuando le suba la fiebre.

El vínculo, tanto con ambas madres, se empieza a crear a partir del nacimiento. Y si bien es cierto, que en los primeros meses -sobretodo si hay lactancia materna- la madre gestante pasa mucho más tiempo con el bebé, a partir de los 6 meses o el año, la participación de ambas se iguala, si así lo ha decidido la pareja.

Otra historia son las “intervenciones” de los abuelos maternos. Ahí es donde la pareja debe establecer las reglas y los límites.

¿Eres madre no gestante? ¿Cómo lo has vivido? ¿Qué consejos darías a las madres “en cinta”?

Comentarios