Conocer o no al donante anónimo, he ahí el dilema

reproducción asistida + donante de esperma
Fuente: www.elcolombiano,com

Dicen que para gustos están los colores y para esto de querer o no conocer al donante anónimo también hay colores. En España no está permitido y tanto mujeres solas, como parejas de mujeres, o parejas heterosexuales, pasan meses antes de acercarse a la reproducción asistida dándole vueltas a  eso del donante anónimo. Muchos de nosotros nos preguntamos si podremos vivir con esa incógnita, cómo contárselo a nuestros hijos, si es vital el reconocimiento físico de los gametos que intervinieron …

Por María Warda

Y luego están los hijos con ese titular grandioso de… ¿tienen los hijos de donantes anónimos derecho a conocer quién es su padre?

La premisa del titular ya es errónea… ¿Cómo padre?, ¿Será donante? Padre es una palabra que abarca mucho más que engendrar un ser…, padre es el que ama, el que cuida, el que mima, el que atiende, el que escucha, el que educa… Y hartas y hartos estamos de ver cómo muchos gametos paternos se quedaron en eso, en ser las primeros en alcanzar el óvulo. Y tanto esfuerzo hicieron que llegaron agotados y ahí se quedaron descansando, per secula seculorum.

Claro que hay quienes dicen, y tampoco les falta parte de razón, que si tienen los niños adoptados derecho a conocer sus orígenes, a sus padres biológicos, por qué no lo van a tener los niños nacidos de una donación de gametos. Cuestión que vista desde otra perspectiva también se podría decir, que poco tienen en común un donante de gametos, que la casuística de unos progenitores que tuvieron que dar en adopción a sus hijos. Y ahí entra en juego otra polémica… si en la adopción es el hijo quien decide si desea conocer o buscar a sus padres biológicos, no tendría ser el hijo quien decidiese si desea conocer o no a su donante?

En España, la ley es clara, el donante es anónimo, se firma un compromiso de confidencialidad y hasta siempre… Hay otros países como Gran Bretaña, en los que la ley se modificó y en la actualidad, los hijos de donantes de gametos, pueden conocer a los donantes (eso ha hecho también que las donaciones hayan mermado considerablemente); Suecia, Austria, Alemania o Noruega, son otros de los países que también han cambiado su premisa de anonimato. También Finlandia, donde la ley permite conocer al otro progenitor a partir de los 18 años.

Hay países donde se va mucho más allá, como Estados Unidos, en el que permiten hasta elegir en un “book” al donante. Se escoge por su aspecto físico, por su cociente intelectual, por sus estudios, por su complexión, por sus intereses personales, por sus actividades de ocio… Es lo que se denomina elegir un donante a la carta.

En España no hay perspectivas de que la ley cambie, ya que de momento expertos y pacientes, aseguran en mayoría no querer que deje de estar amparada la donación por el anonimato; sin embargo, eso no quiere decir que en un futuro haya modificaciones como las ha habido en otros países. En España no se implantó el anonimato para favorecer la donación, sino porque el legislador entendía que este acto era una muestra de altruismo sin ninguna vinculación emociona, según palabras de la SEF (Sociedad Española de Fertilidad)

No dejan de tener importancia en la polémica los aspectos psicológicos y hay quienes defienden que existe una necesidad vital en el ser humano de conocer los orígenes, y que es justo y necesario, a lo que otros muchos contradicen y dicen que no es necesario, depende de la persona, de su crecimiento emocional …muchas de las personas que son fruto de donaciones de gametos anónimas crecen sabiendo la verdad, reconociendo cuál y de qué forma está compuesta su familia y se sienten plenamente felices en ellas.

Rosa Maestro, fundadora de www.localhost, dice haberle preguntado en varias ocasiones a su hija – fruto de una donación de esperma – por su interés o no en conocer al donante….” Fue clara al decirme, no tengo ningún interés mamá, está bien con lo que me has contado, ya sé que fue alguien generoso y que gracias a su generosidad nosotras somos muy felices. Claro que si me dices mira ahí tienes su foto, pues voy a tener curiosidad y voy a querer saber si es rubio, alto, el color de sus ojos, si me parezco en algo, pero ya está, luego cada uno en su casa y cada uno en su vida”. Ella personalmente asegura que “el donante no ha supuesto ninguna incógnita en mi vida, puedo morir tranquilamente sin ver su rostro, sin saber quién es; no me cuestiono ni ocupa parte de mi pensamiento. Es alguien muy generoso que donó sus gametos, es simplemente un donante; y si me dijesen es ese,está claro que como mujer y cotilla que soy, iría a ver cuál es su aspecto físico, pero si te soy sincera, soy partidaria de que los donantes sigan siendo anónimos, claro que tampoco me causaría ningún trauma que en el futuro cambiase la ley y mi hija viniese un día diciéndome que le conoció, no creo que eso alterase mucho nuestras vidas; todo depende de la importancia emocional que se le de al simple hecho de vivir y de las circunstancias de la vida ”.

Sin embargo, la SEF dice que además de los defensores del anonimato, hay quienes defienden todo lo contrario…”Algunos lo consideran un elemento básico de la dignidad humana y por ello consideran que bloquearlo frustra el desarrollo de la personalidad. Este principio es el que ha llevado a que en buena parte de Europa se haya levantado el secreto sobre la identidad de los donantes” (reportaje de El País)

La donación de esperma no es algo nuevo. Históricamente, ante la imposibilidad de lograr la paternidad y la imposibilidad de procrear, los matrimonios han utilizado el recurso de los servicios de un amigo o amante para conseguir el embarazo de la esposa, haciendo pasar al marido por el progenitor basándose en el principio «Pater is est quem nuptiae demonstrant», según wikipedia.Las primeras donaciones anónimas de esperma en tratamientos médicos de fertilidad se hicieron al inicio de del año 1970.

Autor: Rosa Maestro

Periodista, comunicadora, madre sin pareja con donante de esperma y por adopción internacional, fundadora de la web masola.org y autora de los cuentos infantiles #reproducciónasistida "Cloe quiere ser mamá..", "Nora y Zoe, dos mamás para un bebé" y "Lucía y e cofre mágico de la familia".

Comentarios