¿Qué pasa con las relaciones sexuales durante los tratamientos de fertilidad?

reproducción asistida y sexo
reproducción asistida y sexo

Reproducción Asistida y Sexo. La vida sexual de las personas puede sufrir durante los procesos de fertilización asistida. Ya es sabido que muchas parejas padecen desencuentros como consecuencia de las relaciones programadas, focalización de las relaciones solo en el ámbito de la reproducción.  Pero… ¿Y en mujeres sin pareja o parejas de mujeres?

Por Rosa Maestro @rmaestrom @Masola_Org

Algunas mujeres sin pareja dejan de mantener relaciones sexuales durante los tratamientos de fertilidad, porque al igual que las pareja heterosexuales focalizan todo su deseo en la consecución de un embarazo, aunque también cabría preguntarse si no sería bueno seguir con una vida sexual satisfactoria aunque las relaciones no fuesen plenas.

¿Y una pareja de mujeres? No tanto como en las parejas heterosexuales pero también pueden verse afectadas. Los diferentes estados de ánimo, la tardanza en llegar el embarazo, la sucesión de tratamientos, puede hacer mella en la relación de la pareja y en sus relaciones sexuales.

Leer también: "La adopción de embriones sale del armario"

Un estudio de la Universidad de Indiana encontró que las mujeres que se someten a tratamientos de fertilidad tiene muchos impactos negativos en la vida sexual con su pareja.

Y es que muchas veces somos nosotras mismos los que desviamos la atención no solo del sexo, sino de muchas otras actividades o cosas que a diario nos causan placer para enfocarnos en el único proyecto de ser madres.

Eso nos hace sentir muchas veces aún más frustradas, deprimidas, angustiadas cuando el proyecto tarda en conseguirse. Hemos enfocado toda nuestra vida a un único objetivo, un único logro, olvidando que la felicidad no está solo en la consecución de un solo objetivo, sino en el disfrute de los placeres diarios, o el tener otros proyectos o planes (viajes, trabajo, ocio…).

Las parejas suelen informar a sus ginecólogos de cómo se sienten, y muchas veces se sienten como conejillos de indias en procesos científicos por tanto sexo programado y muchas veces carente de pasión.

Leer también: "¿Se sigue sufriendo la infertilidad en silencio?"

Además de toda la esfera psicológica (ansiedad, angustia, alteración del ánimo, etc) que se presenta durante la búsqueda de un embarazo, sea natural o dentro de un tratamiento, en las parejas heterosexuales, las relaciones se pueden ver afectadas ya que ésta toma un carácter principalmente reproductivo y la parte “erótico-sexual” pasa a un segundo o tercer plano,  comenta el Doctor Claudio Álvarez, director Médico de URE Centro Gutenberg de Málaga.

Por su parte, las mujeres solas se sienten como si dejasen de ser mujeres (aunque la toma de la decisión y su deseo sustenta la felicidad) y pasasen al plano único de madres, cuestión ésta que muchas veces arrastran durante unos años después del nacimiento del bebé; y las parejas de mujeres podrían llegar a sentir como la iniciativa, la aventura, la pasión queda un poco atrás en el objetivo de una familia.

Las mujeres solas, sin pareja, son más reacias a tener sexo durante el embarazo. Tienen más miedos por no ser  la pareja fija o estable con la que mantenerlo.

Muchas de ellas renuncian al sexo durante su embarazo. Otras no, otras manifiestan necesitarlo, y lo buscan, porque les hace sentirse mejor durante ese proceso en solitario, se sienten queridas y deseadas, lo que las empodera más en su independencia.

Leer también: "Síntomas después de una transferencia embrionaria"

Lo cierto es que lo mejor, como en todo, es con lo que mejor se sienta una, sobre todo durante un proceso tan importante en el caso de las mujeres sin pareja, ya que la estabilidad es importante durante el embarazo.

Tristemente este estudio determinó que las mujeres sometidas a tratamientos de fertilidad tenían menor deseo sexual, menor interés en la actividad sexual y menor satisfacción con las relaciones sexuales.

En las parejas homosexuales no se presenta este problema, pero posiblemente la ansiedad por la búsqueda del hijo deseado también afecte, en ocasiones.

“Si esta situación se presenta en parejas con problemas previos, o que no tienen las herramientas para manejar estos estados estresantes, sí que pueden terminar en una crisis importante.

Por lo anterior, se recomienda, cuando la pareja ve alarmas de esta situación, recurrir a especialistas  para enfrentar de una mejor forma está situación.Buscar momentos de distracción, seguir haciendo planes en común y salir a divertirse ayuda a mantener la relación viva.

Si la mujer heterosexual no tiene pareja y está en un tratamiento de fertilidad con banco de semen, no se recomienda mantener relaciones por los problemas de identidad hasta que el embarazo este logrado.

Si es homosexual no estarían contraindicadas salvo en algunos momentos como la punción ovárica o la transferencia embrionaria”, aconseja el doctor Claudio Álvarez de URE Gutenberg Málaga.

Autor: Rosa Maestro

Periodista, comunicadora, madre sin pareja con donante de esperma y por adopción internacional, fundadora de la web masola.org y autora de los cuentos infantiles #reproducciónasistida "Cloe quiere ser mamá..", "Nora y Zoe, dos mamás para un bebé" y "Lucía y e cofre mágico de la familia".

Comentarios