Vientres de alquiler: ¿madres por capricho?

madres solteras por eleccion + vientre de alquiler
Foto: brunolarocca.blogspot.com

Más de 800 parejas acuden anualmente, y españolas, a un centro en el extranjero en busca de un vientre de alquiler, es decir una madre subrogada, que albergue durante nueve meses a su hij@. Y eso no es nada si tenemos en cuenta los datos.

Rosa Maestro

Solo se recurre como última opción, aseguran la mayoría de las personas que así lo han hecho. Y eso es lo que afirman muchas clínicas que se dedican a ello fuera de nuestras fronteras. Cada pareja, cada persona tiene una historia muy intensa a sus espaldas, muchos años de tratamientos frustrados, de adopciones nacionales o internacionales que no llegaron a buen término, y muchas de estas personas o parejas se hipotecan, al igual que si comprasen un piso, de por vida, por lograr tener una familia:  el deseo de un hijo está por encima de todo.

Sin embargo, el boom de vientres de alquiler en el mundo de la fama, ha hecho que haya también muchos detractores que afirmen que el vientre de alquiler se ha convertido  en una forma caprichosa de ser madre cuando el dinero no es un problema. Y es que hay también quienes dicen que los vientres de alquiler se inventaron para ricos, para hacer posible sus caprichos.

No obstante el tratamiento de este tipo más barato esta por los 60.000 euros mientras que los hay también en torno a los 200.000. La crisis ha hecho que también la maternidad subrogada se reinvente y de hecho hay parejas o personas que deciden compartir a la donante de óvulos, para que de esta forma los costes por la donación disminuyen, a la par también que las posibilidades de éxito en un embarazo .

Y son tan caros porque son muchos los factores que intervienen en estos tratamientos: si se requiere una donación de esperma o de óvulos, si la mujer se queda embarazada a la primera, si el bebé nace prematuro o necesita algún cuidado los primeros días… hasta el hecho de los viajes al extranjero, porque hay que pagarlse los desplazamientos y estancias… Con todo esto, a las madres de alquiler solo les queda un 25 por ciento del total a cobrar, con lo que se desmonta la teoría de su gran interés económica e impera más la de la generosidad y empatía o la de la necesidad.

Estados Unidos, Ucrania, Rusia, México, Georgia y Kazajistán son los países que se han especializado en maternidad subrogada. India también, uno de lo elegidos por ser de los más económicos, pero también de los menos seguros.

En España está prohibido el vientre de alquiler, aunque para aquellos que acuden a otros países, gracias a una circular aprobada en 2010, se admiten las sentencias judiciales de países donde estaba permitido -como Estados Unidos- y donde se reconocía la paternidad de los que pagaban el vientre.  El bebé se inscribe como hijo del padre varón, que suele ser también el biológico, y la madre debe tramitar la adopción en España después de que la madre de alquiler haya renunciado al bebé.

También hay quienes lo juzgan como negocio… Un gran negocio en el que se generan grandes ingresos…Pero, ¿Y la adopción internacional, no lo es también o no lo ha sido?, ¿Y la reproducción asistida, no lo es o no lo ha sido? Efectivamente cualquier forma de tener un hijo que no sea el natural será siempre mucho más caro. Y seguirá siempre siendo así mientras las políticas familiares y de salud no consideren el deseo de ser madre como un derecho o una enfermedad ( en muchos casos ) y en cambio se le sigan dando bombo en su concepto de capricho.

Autor: Rosa Maestro

Periodista, comunicadora, madre sin pareja con donante de esperma y por adopción internacional, fundadora de la web masola.org y autora de los cuentos infantiles #reproducciónasistida "Cloe quiere ser mamá..", "Nora y Zoe, dos mamás para un bebé" y "Lucía y e cofre mágico de la familia".

Comentarios