Si quieres otro hijo tendrás que cambiar de pareja

reproducción asistida en la Seguridad Social
reproducción asistida en la Seguridad Social

El otro día me comentaba una amiga que cuando acudió a la Seguridad Social en busca de un tratamiento de fertilidad para tener a su segundo hijo le dijeron que NO, que tan solo era posible un hijo por pareja, a uso y semejanza de China con respecto a la política del hijo único.

Excepto con una salvedad, que la ginecóloga le dijo que podría siempre y cuando cambiase de marido.
¿Surrealista, verdad? Pues así es la politica de nuestra Seguridad Social con respecto a los tratamientos de reproducción asistida: insensible, discriminatoria, escasa, desinteresada, casi podríamos decir que se cumplen los trámites para hacer un mero tratamiento sin más.
Por supuesto no ahondan en los problemas y a muchas personas se les pasa el tiempo de ser madres en esas largas lista de espera. Ven como sus óvulos o la calidad de su esperma se despiden mes a mes al mismo tiempo que mes a mes ellas y ellos esperan una llamada de teléfono.
La Seguridad Social o lo que es lo mismo, la Sanidad Pública, tiene una deuda con la infertilidad y, por ende, con la reproducción asistida. No se la toma en serio.
Leer también: "Cómo estar en un tratamiento de reproducción asistida y no morir en el intento"
Aunque lo ha catalogado, finalmente, y después de muchos arranques en contra como una enfermedad, no se le da la importancia que tiene, si se la trata de igual a igual como a otras enfermedades.
La Ley de Reproducción Asistida actual, que se remonta a 2006, se la salta y establece sus propias normativas, acorde a criterios totalmente discriminatorios.
Listas de espera interminables… mujeres que cumplen los 40 años esperando a ser llamadas, familias con un hijo que desean tener más y ya no son admitidas, mujeres solteras que son rechazadas, parejas de lesbianas a las que sin miramientos se les dice que no.
Las Comunidades campan a sus anchas, y lo que es fácil en una, es completamente imposible en otra. Si tienes pareja lesbiana en Andalucía si o en Madrid también, pero en León no, por poner un ejemplo.
Discriminación por estado civil, por número de hijos, por edad, por identidad sexual, pero sobre todo, discriminación económica.
Si tienes dinero podrás tener hijos de una manera u otra, o capacidad para endeudarte, de lo contrario, tendrás que conformarte y hacerte a la idea de que no tendrás familia.
Leer también: "Respuestas claras a la infertilidad"
Y para explicarlo nada como las experiencias de cada una de nosotras:
En Catalunya hay dos años de lista de espera y el tope de edad para ser aceptada es con 40 años. Así que si llegas a la consulta a los 39 ya te dicen directamente que no, imagino que con 38 tampoco“.
Quizás va siendo hora de plantearse ampliarlo hasta los 45 años. Y esto mismo ocurre en la mayoría de las Comunidades, comenta Marta.
Cierto aquí en Valencia igual y si vas con 38 tambien por que ya no llegas y ahi eso lista de espera de 2 años y luego lo de los protocolos por abortos“, afirma Susana.
 
 “Yo me inscribí en la lista de espera con 37 años y cuando tenía 39 me llamaron a decirme que me sacaban de la lista de espera porque ya habían hecho la lista del siguiente año y yo ya iba a tener 40“, dice Gisela.
Julia, de Girona,  dice: “en nuestro caso simplemente no nos hicieron ni caso. La ginecóloga nos dio largas, luego mas adelante después de insistir y con pruebas en mano, nos dijeron que nos llamarian para darnos hora en reproduccion asistida. Hace meses de esto y aún nada.

Por suerte hemos conseguido el dinero para una fecundación in vitro. Ya me hicieron la transferencia del único embrion que conseguimos Ojalá tengamos suerte porque no tenemos mas opciones. A mi me ha hecho sentir muy mal el hecho de que la Seguridad Social no quisiese atenderme”.

También hay quien tuvo algo más de suerte: “En Extremadura para inseminaciones no hay lista de espera (me he quedado embarazada en la quinta inseminación) y para la FIV hay seis meses de lista de espera”, dice Begoña.

Rosario nos cuenta igualmente su caso: “Mi experiencia en la Seguridad Social, es de momento esta.Todo el proceso en sí es demasiado lento, sobre todo una vez que derivan a reproducción humana asistida.
Mi historia empezada desde 0, empezó en febrero de 2016. Fue la primera visita que hice a mi médico de cabecera para explicarle nuestro problema para buscar un bebé. Nos dieron cita para justo un mes después para fertilidad.
Leer también: "El primer tratamiento: de la ilusión a la frustración"

Una vez en fertilidad, nos mandaron analíticas a los dos y espermiograma a mi marido. Encima ese día yo iba con la regla y no me pudieron examinar, nos volvieron a dar cita para un mes después o así para recoger resultados y examinarme.
Total, por mala suerte vuelvo a ir ese día otra vez con la regla y ya me dan cita para dentro de dos meses más o menos y ya por fin me pudieron mirar. Esto fue ya en junio 2016 y ya nos derivó directamente para reproducción.
Estuve cuatro meses esperando que me llegase la cita y por fin llegó,  cuatro meses!!!
En octubre de 2016 es nuestra primera cita en reproducción. Ese mismo día nos ponen en lista de espera. La lista (en Málaga) por suerte, es de un año. Y ya en noviembre de 2017 pasado ya ese año de espera, nos mandan pruebas nuevamente… Firmamos papeles, nos hacen preguntas a los dos, me examinan, me mandan anticonceptivas hasta la próxima cita, etc.

Enero 2018
Recogida de resultados de analíticas, entrega de papeles con los consentimientos firmados y ya por fin, me dan cita nuevamente para empezar con la medicación.
Ahora estoy a la espera del día 20 de febrero para volver a reproducción para comenzar con la medicación al comienzo de la regla que supuestamente me toca el 20 de febrero.

En total, he hecho dos años ahora en febrero desde que empecé todo,
y todavía no he acabado. Espero que salga bien a la primera” . 
Dos años de espera para comenzar un tratamiento, dos años fundamentales en la vida reproductiva de una mujer, dos años en los que la Seguridad Social no muestra ninguna sensibilidad al respecto, ni respeto, ni preocupación, ni interés.

Ángela, nos cuenta que  “en la seguridad social de Barcelona hay listas de espera de cuatro años. Yo como enferma de endrometrosis y adenomiosis operada por ellos y dicho por ellos que en un año tenían programado la tercera operación para eliminar el útero,  no te pasan por delante de la lista de espera de que me vale estar lista de espera si me quedan dos años aún si dentro de un año mi útero va ir fuera .

Leer también: "La infertilidad contada por él"

Su respuesta fue  que lo hiciera por privado.  No hay preferencia ni siquiera para las personas que tienen alguna enfermedad así que o tienes dinero o te quedas sin ser mamá”.

Sandra, afirma: ” Yo tengo a mis dos hijos por la Seguridad Social, el mayor FIV-ICSI, dos años de lista de espera más un año para hacernos las pruebas y meternos en listas. Me quedo a la primera y con 7 embriones congelados.
Al año de nacer mi hijo me llega una carta por el tema de los embriones, les llamo y me ofrecen si no espero mucho tiempo una transfer de congelados. Aprovecho la oportunidad y vuelvo a quedarme embarazada.
Dos años y medio se llevan mis crios. El trato es un poco frio, van por faena pero yo no puedo decir ni media palabra mala…”

Norma dice que “Básicamente tendría que cambiar la lista de espera y la empatía. En Galicia tienes de 8 meses más o menos para la primera consulta. Si vas vas a inseminación es directo el acceso, pero si vas a FIV son otros 8 o 10 meses de espera más. Cada vez que se acaben los embriones debes esperar otros 8 o 10 meses más… No hay continuidad….

Tu ciclo se tiene que adaptar a ellos… No hacen punciones todos los días de la semana…. Ni en fin de semana. Solo los lunes, miércoles y viernes.

El servicio de reproducción humana cierra 2 meses y pico en verano.

A veces estamos hacinadas en la consulta… Hay días que atienden a más de 90 personas para revisiones y comienzo de ciclos.

Cierran los jueves…. El jueves no se atiende a nadie.

Yo creo que se arreglaría algo con 1 o 2 consultas más”.

Amanda continua dado también su versión: “Bajo mi punto de vista, lo peor es cuando se complican las cosas, no te hacen ninguna prueba o técnica fuera de protocolo: temas de inmunologia/hematología solo te las miran de cara al tercer intento, y olvídate de DGP, Hatching, Scratching, Test ERA, análisis de NK, Kir…Es gratis, sí, pero ofrecen mucho menos soluciones“.

Leer también: "Abortos de repetición: una historia que te ayudará a sobrellevarlos"

Otra cosa, sobre el tema de poner 1 ó 2 embriones:Yo quería poner sólo uno, pero en mi Hospital me instaron a ponerme 2 alegando que ellos congelan de 2 en 2 pq han visto que así tienen una mayor supervivencia, y claro…. si quieres ponerte 1, deben descongelar los 2 y recongelar 1…

Desconozco si esto que me contaron de la mayor supervivencia al congelar 2 juntos es cierto, pero cuanto menos me parece raro que vayan en contra de la tendencia mundial de evitar embarazos múltiples!”
Resumen
Fecha revisión
Artículo revisado
Si quieres otro hijo tendrás que cambiar de pareja
Clasificación del autor
51star1star1star1star1star

Autor: Rosa Maestro

Periodista, comunicadora, madre sin pareja con donante de esperma y por adopción internacional, fundadora de la web masola.org y autora de los cuentos infantiles #reproducciónasistida "Cloe quiere ser mamá..", "Nora y Zoe, dos mamás para un bebé" y "Lucía y e cofre mágico de la familia".

Comentarios