Gestación Subrogada: Nuestra historia, un proceso real

Gestación Subrogada: Una historia real contada por sus protagonistas.Foto;Extraordinary Conception.
Gestación Subrogada: Una historia real contada por sus protagonistas.Foto;Extraordinary Conception.

Somos Oriol y Maite, vivimos en un pueblo de Barcelona. Después de haber luchado  y haber sorteado varios obstáculos en este largo y duro camino, hemos conseguido ser padres a través de un proceso de gestación subrogada en California.

Maite Robles

La verdad es que nos ha costada cuatro años conseguir nuestro sueño. Al principio la búsqueda de información, tomar la decisión adecuada al respecto del que país al que queríamos optar, escoger la agencia adecuada, … Todo son pequeños pasos que avanzan lentos, cuesta tomar decisiones tan importantes. Al fin empezamos, cuando creíamos que todo estaba encaminado y ahora tocaba la parte más fácil, tuvimos mala suerte y encontramos los primeros tropiezos, escogimos una gestante que era alérgica a la medicación se les da antes de transferir el embrión y en las tres ocasiones que lo intentamos sufría abortos. Para nosotros, psicológicamente fue durísimo, parecía que teníamos el sueño a tocar y de golpe todo se desmoronaba.

A pesar de todo, por fortuna, la agencia que llevó nuestro caso (ubicada en California) y también la clínica nos ayudaron en todo, empatizaron con nuestro caso y gracias a ellos pudimos seguir adelante. Lo cierto, es que somos trabajadores, todo este trance nos pasó factura a nivel emocional pero también a nivel económico, somos trabajadores y tenemos unos sueldos normales y eso nos preocupaba, de hecho toda la familia se ha implicado emocional pero también económicamente. Sin ellos nunca hubiésemos tenido a nuestros peques con nosotros. Hoy podemos por fin decir que ya ha finalizado todo. Tenemos a nuestros preciosos gemelos, con nosotros y eso cura cualquier dolor.

Descartados de la adopción por sufrir cáncer

Nuestra historia comenzó en el año 2007, cuando en el mes de septiembre, de pura casualidad, me diagnostrican un cáncer en el cuello del útero; digo de casualidad porque los médicos lo detectaron en una revisión rutinaria, no tenía ningún síntoma de enfermedad.

Después de varias pruebas llegó el momento de la operación, fase decisiva para acabar de conocer el alcance de la enfermedad. En ese momento, los doctores se dieron cuenta que era imposible conservar la matriz, que inicialmente era lo que habían previsto. Así que con tan solo 20 años ya supe que mi vida no corría peligro, con la operación todo se había solucionado, pero también supe en ese mismo momento que jamás iba a poder gestar a mi propio bebé, ni tampoco podría contar con mis óvulos.

Esta situación afectaba directamente a mi pareja, que ya lo era en ese momento. Con naturalidad, tacto y amor seguimos adelante, su apoyo para mí fue fundamental, recuerdo aún la frase que me dijo en el momento en que me comunicaron que no podría gestar a mi propio bebé, fue más o menos así: “no serviría de nada que pudieras gestar a nuestro bebé si estuvieras enferma, yo sé que seremos padres, no sé cómo ni cuando, pero tengo la certeza que serás la madre de mis hijos y buscaremos la manera de que así sea”. Estas palabras se quedaron grabadas en mi interior y me dieron fuerzas para seguir.

Con 25 años, empezamos un proceso de adopción en Rusia que finalmente y después de haber pasado todo tipo de pruebas psicológicas y entrevistas nos fue denegado. La razón, muy vanal, todavía hoy no alcanzamos a entender: el cáncer es una enfermedad que “no gusta” y nos dijeron que pasados cinco años volviéramos a presentar la solicitud para una nueva valoración. Pero no nos quedamos quietos y después del pasar el primer duelo emocional seguimos valorando opciones.

Nuestro sueño, ser padres

Después de esta respuesta inesperada al respecto de la adopción, seguimos buscando la manera de cumplir nuestro sueño común: ser padres, fuera como fuere y buscando buscando llegó a nuestras manos información sobre Gestación Subrogada.

Consultamos en varios países, nos informamos acerca de los aspectos legales en España y en los países que podían ser potencialmente valorados para estos temas. Finalmente y por la seguridad legal que nos aportó nos decidimos por EEUU, concretamente California. Nos ha costado, pero hoy nuestros peques son la mayor alegría y recompensa a cualquier sufrimiento anterior.

Este es el resumen muy resumido de nuestra historia. Pero no quiero dejar pasar la oportunidad de comentaros que hemos creado una web en la que explicamos con detallo todo el proceso y los pasos que hemos seguido. Nuestro objetivo con ello es aportar luz y claridad al tema de la gestación subrogada y que otras parejas o personas solas (hombre o mujer) sepan que es posible lograr el sueño de crear su propia familia. Nadie dice que sea fácil, pero queremos que sepáis que hoy la gestación subrogada no es solo cosa de famosos. Es una realidad, no dejéis de luchar, no os dejéis vencer.

Para cualquier duda o si necesitáis más info, podéis ver nuestra web y contactarme www.aventuradenacer-msubrogada.net. ÁNIMO!

Comentarios