El método de reproducción asistida ROPA crece entre las parejas de mujeres un 22% en el último año

Durante el pasado mes de junio se han dado dos citas importantes. Por un lado, el 28 de junio se celebró el Día Internacional del Orgullo LGTBI, colectivo que cada vez más recurre a la reproducción asistida para ser padres, y por otro, como años anteriores, se conmemoró el Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad.

Dos fechas que confluyen cuando una pareja de mujeres desea tener un hijo, para lo que existen distintas técnicas de reproducción asistida como el método ROPA o la inseminación artificial que les ayudan en este camino.

Y es que, desde que se aprobara el matrimonio homosexual en 2005, según datos del Instituto Nacional de Estadística, ya son más de 20.000 parejas de mujeres las que han decido formalizar su relación y crear una familia.

Una de las técnicas que les facilita la realización del sueño de ser madres es el denominado método ROPA, por las siglas Recepción de Óvulos de la Pareja, que ha aumentado en un 22% en el último año, según datos de la clínica de reproducción asistida Ginefiv.

“Esta técnica consiste en fecundar los óvulos de una de las mujeres de la pareja e implantarlos en el útero de la otra tras ser fecundados gracias al semen de un donante”, asevera la doctora Victoria Verdú, coordinadora de ginecología de Ginefiv.

Leer también: "Lesbianas ganan juicio por discriminación en reproducción asistida"

Gracias al método ROPA ambas pueden sentirse partícipes en la concepción de su futuro hijo.

En este caso, es una de ellas la que se somete a la estimulación ovárica y aporta sus ovocitos, y la otra la que recibe en su útero los embriones resultantes tras la fecundación de estos con semen de donante.

Así, ambas mujeres participan activamente en el proceso como madres biológicas: la primera como madre genética y la segunda como madre gestante que, aunque no traspasa su ADN al bebé, sí puede influir el desarrollo de este.

Además, otra opción de tratamiento de reproducción asistida al que se recurre cuando una pareja de lesbianas o una mujer soltera acuden a una clínica, es la inseminación artificial (IA) con ovulación natural, que se lleva a cabo como en cualquier otra mujer, con la diferencia de que se tendrá que recurrir a la utilización de muestras anónimas del banco de semen.

Y en el caso de que disponga de una baja reserva ovárica o que esta sea de baja calidad, también se puede recurrir a una doble donación, tanto de óvulos como de esperma. Por ello, antes de tomar cualquier decisión es muy importante conocer a tiempo la capacidad reproductiva.

“Por encima de los 35 años es más complicado conseguir una gestación con óvulos propios, aunque es un grupo de edad con posibilidades importantes de conseguirlo”, confirma la doctora Verdú.

Por ello, durante todo este mes, Ginefiv organiza la iniciativa “Cuida tu fertilidad” en la que, además de ofrecer consejos e información práctica sobre qué hábitos mejoran la fertilidad y cuáles afectan negativamente, ha puesto en marcha un test para que las mujeres reflexionen y conozcan más acerca de su capacidad reproductiva.

Leer también: "Madres lesbianas: los sentimientos de una madre no gestante"

Las personas interesadas deberán entrar en la web www.testfertilidad.es.

Durante este mes la clínica está realizando pruebas gratuitas, a través del análisis de la hormona antimülleriana (AMH), para que las mujeres conozcan el estado y la cantidad de óvulos que poseen en ese momento. “Esta sencilla prueba ofrece mucha información sobre la capacidad reproductiva de la mujer en ese momento para poder tomar decisiones a tiempo”, explica la Dra. Victoria Verdú. Para optar a esta prueba solamente deberán completar previamente el breve estudio sobre sus hábitos y solicitar esta prueba al finalizarlo.

 

Resumen
Fecha revisión
Artículo revisado
El método ropa entre mujeres crece un 22%
Clasificación del autor
51star1star1star1star1star

Autor: Rosa Maestro

Periodista, comunicadora, madre sin pareja con donante de esperma y por adopción internacional, fundadora de la web masola.org y autora de los cuentos infantiles #reproducciónasistida "Cloe quiere ser mamá..", "Nora y Zoe, dos mamás para un bebé" y "Lucía y e cofre mágico de la familia".

Comentarios