La elección de la donante mediante la biometría facial: máximo parecido físico

la elección de la donante

Ante un tratamiento de ovodonación, cuando se precisa la ayuda de una donante de óvulos, en un Método ROPA o una inseminación o FIV con donante de semen, a la mayoría de las mujeres nos asaltan las mismas dudas:

¿Cómo será mi bebé físicamente? ¿Qué aspectos de la donante tendrán en cuenta los especialistas para que el bebé se parezca más a mí? Y, sobre todo, ¿se puede conseguir un parecido físico que vaya más allá de la altura, el color de ojos o la complexión?

La Ley española de reproducción asistida establece los criterios que el equipo médico ha de seguir a la hora de seleccionar los gametos para una receptora.

Leer también: "El testimonio de un donante de esperma"

Esta misma ley marca que la imposibilidad de que la pareja pueda escoger los rasgos físicos o el sexo de su futuro bebé. Pero  habla del  máximo parecido físico, fenotípico, y aquí entra en juego una nueva tecnología, la de la biometría facial.

Una empresa, Fenomatch, ha desarrollado un software para mejorar la elección de la donante en base al parecido físico con la mujer o la pareja receptora.

¿Qué es Fenomatch?

La ley establece que la selección debe seguir un criterio de similitud fenotípica (color de ojos, raza, tez, altura y complexión) con la mujer receptora e inmunológico (grupo sanguíneo y RH).

Fenomatch es un software que emplea técnicas de biometría facial para comparar parecidos genéticos y nos permite mejorar la selección en base a la similitud fenotípica.

Leer también: "¿Cómo eligen las clínicas a los donantes de gametos?"

Fenomatch ayuda a los biólogos a identificar al donante de óvulos o espermatozoides más óptimo.

Es decir, podrán encontrar a la persona del banco de óvulos o esperma cuya estructura ósea facial sea la más parecida a la nuestra entre aquellos previamente seleccionados por grupo sanguíneo y características físicas

Se descarta a los/las donantes que se parecen demasiado para evitar riesgos de consanguinidad

A través de la tecnología del reconocimiento facial, Fenomatch permite hacer una selección más concreta, para que el parecido físico entre donante y receptora sea máximo.

Así funciona Fenomatch

Mediante avanzados algoritmos de BigData que convierten una imagen facial en una fórmula matemática se representa más de 100.000 distancias nodales de la cara de la persona.

El programa estudia más de 100 puntos faciales y las distancias entre ellos para determinar, con una puntuación del 1 al 100, el grado de parecido que tienen donante y receptor.

Se ordenan a los/las donantes a partir de múltiples fuentes de datos; y se descarta a los/las donantes que se parecen demasiado para evitar riesgos de consanguinidad (parecido 100%).

Leer también: "Madres tardías: sí, con donantes de gametos"

El resultado es una impresión precisa de datos faciales que no cambian con la edad ni con el aumento o pérdida de peso del individuo.

Sin duda, todo avance es positivo para las mujeres que precisamos de la reproducción asistida para ser madres, y pensar que nos podemos parecer físicamente en nuestro bebé, nos tranquiliza. Pero recuerda, que el vínculo con tu hijo/a, ese “ser madre” se hace día a día, noche tras noche, y que el amor es infinito.

Comentarios