¿Cómo te has podido casar?… siendo tan fea

edf

Qué pensaría una mujer si de pronto alguien le dijese “siendo tan fea, ¿cómo te has podido casar?” Imagino su cara de asombro ante tal pregunta y ante tal osadía, porque evidentemente qué tendrá que ver la belleza física – suponiendo que tenga que haber un canón establecido de lo que es bello y lo que no – en que una mujer esté casada o no.

Rosa Maestrom @rmaestrom @Masola_Org

A nadie se le ocurriría hacer esa pregunta, ¿verdad?. Ahora bien, qué pasa cuando alguien hace la siguiente pregunta: “con lo guapa que eres …. ¿cómo es que estás soltera?” o “siendo tan guapa, ¿no has encontrado con quien tener un hijo que lo has tenido con un donante?”.

Una pregunta que no chirría y que es habitual hacer a mujeres que han decidido formar una familia sin paraje, masculina o femenina.

Leer también: "Madre soltera: las diez frases más desafortunadas que me dijeron"

Damos por hecho que una persona es estable emocionalmente solo si tiene pareja y si no la tiene ya es infeliz. Se da por hecho que solo los guapos y guapas tienen pareja y los feos tienen que ser los eternos solteros o solteras, pero no es así o que solo las feas tienen hijos con donantes de esperma junto con las raras o las exigentes.

¡Tanto trabajo cuesta aceptar que hay mujeres que no se casan porque no quieren!, que no tienen hijos porque no quieren, que los tienen sin pareja con un donante de esperma porque quieren, o que los tienen en pareja porque así les apetece.

Leer también: "Madres solteras por elección: una maternidad nada convencional"

No sé cuándo será el momento histórico en que se acepte la libre forma de pensar y de creer de cada persona y que dejemos todos a un lado tanto modelo esteriotipado de pareja idílica, de familia idílica, de relación idílica…No sé cuándo será el momento en que dejemos que cada una engendre o para como desee, sin ser juzgada, sin ser preguntada, sin ser expuesta.

Más que nada porque no existe, no existe lo idílico, solo existe el aquí y el ahora, la situación de cada uno y la libre elección de vida de cada uno.

Y de situaciones sabemos todos un rato, sabemos las que hemos elegido ser madres sin pareja – porque lo hemos elegido-, las que han decidido serlo junto a otra mujer – porque lo han elegido -, las que han decidido aceptar la ayuda de una donante de óvulos o de unos donantes de embriones – porque lo han elegido-, o las que han decidido aceptar el vientre de otra mujer – porque lo han elegido -.

Ninguna tendría que ser expuesta ni a juicios ni a preguntas. Ninguna tendría por qué dar explicación alguna, o salir en los medios para explicar su modelo de familia, ninguna tendría que pedir igualdad y respeto a la diversidad familiar. Pero no es así, todavía no es así.

Leer también: "Madres solteras: Vivir sin miedo es vivir"

La sociedad está evolucionando hacía la diversidad, en todos los sentidos relacionados con la libre elección de vida, en contraposición a esa prepotente globalización que trata a toda costa de hacernos a todos iguales. Y no podemos ya dar marcha atrás.

Y en esa libre elección estamos inmersos en un creciente empoderamiento de las mujeres sin pareja, o lo que comunmente se asocia a su estado civil como soltera.

Un empoderamiento que empieza a abandonar conceptos de mujer soltera asociados a mujeres carentes de belleza o sin éxito, conceptos tan dañinos como el de antaño solterona. Cada vez más soltera empieza a ser asociado a mujer libre, mujer que decide por sí misma, mujer que si quiere a sí misma, mujer feliz…

Un estudio realizado por varias universidades inglesas que fue publicado por el diario británico Sunday Times, afirma que “cuanto más inteligente es una mujer más le cuesta casarse“.

La investigación abarcó a 900 hombres y mujeres que primero fueron entrevistados cuando tenían 11 años y se les hizo un seguimiento para saber qué fue de sus vidas 40 años después. Según los resultados, las mujeres tienen un 40% menos de posibilidades de contraer matrimonio si son exitosas.

Leer también: "Madres solteras. ¡No te quejes!"

Esto enmarca a las que siguen estudios universitarios y de posgrado. En tanto, la ecuación para los hombres sería a la inversa. Cuánto más preparados están y mayor coeficiente intelectual tienen, ganan un 35% de posibilidades para decir “sí, quiero”.

En España, el número de mujeres solteras creció un 2’6 % en el último año. En Estados Unidos, su poder aumenta y podrían decidir las próximas elecciones presidenciales.

Se trata de un colectivo al que tampoco van a tardar en mirar mucho los partidos políticos españoles, porque empiezan a tomar fuerza y unión, porque son ya un colectivo importante e in crescendo, porque ya no son cuatro, porque son más de cuatro y con recursos dialectos, culturales, intelectuales y con poder de decisión a la hora de poner su voto en las urnas .

No sería extraño que en un tiempo no muy largo veamos a este colectivo como un nuevo lobby con ventajas sociales, laborales y fiscales.

Hace poco escuchaba a Iratxe García Pérez, Vicepresidenta Primera del Partido Socialista Europeo, en una conferencia de la Red de Familias Monoparentales que pedía gritos esa tan necesaria Ley para las Familias Monoparentales al igual que la tienen las Familias Numerosas desde 1961, decir que a nosotras, a las madres solteras, nos faltaba unirnos aún más y en un lobby Europe, para tomar fuerza, para estar representadas en Europa, para tomar fuerza, para ser escuchadas y tomadas en serio. Pues habrá que hacerlo. Habrá que tomar nota.

Resumen
Fecha revisión
Artículo revisado
Como siendo tan fea te has podido casar. Empoderamiento madres solteras
Clasificación del autor
51star1star1star1star1star

Autor: Rosa Maestro

Periodista, comunicadora, madre sin pareja con donante de esperma y por adopción internacional, fundadora de la web masola.org y autora de los cuentos infantiles #reproducciónasistida "Cloe quiere ser mamá..", "Nora y Zoe, dos mamás para un bebé" y "Lucía y e cofre mágico de la familia".

Comentarios