La infertilidad en las mujeres con cáncer

Muchas mujeres desconocen que después de un cáncer y sus tratamientos la maternidad es imposible, pero queda la vitrificación de los óvulos antes de comenzar con los tratamientos de quimioterapia y radioterapia

Cáncer….

Enfermedad que por desgracia muchos hemos padecido o si se ha podido esquivar, seguro todos conocemos un familiar, un amigo, un conocido… que la padece o la ha padecido.

Hoy en día el cáncer es una de las enfermedades más frecuentes en nuestra sociedad y aunque que se evoluciona rápido en cuanto a tratamientos e intervenciones se refiere, el avance no es tan inmediato como nos gustaría, convirtiéndose así en una de las causas de la infertilidad para muchas parejas.

Maite Árboles (extraconceptions.com)

Para que una pareja pueda tener un hijo, deben darse muchas circunstancias que así lo favorezcan y un “mal funcionamiento” del cuerpo de una de las dos partes puede ocasionar cambios en la fertilidad.

El cáncer, o más a menudo los tratamientos del mismo, pueden interferir en nuestro cuerpo de manera directa y agresiva e impedir o afectar seriamente la capacidad para tener hijos, tanto en hombres como en mujeres.

Así lo vivimos nosotros, el cáncer nos arrebató la posibilidad de gestar porque la intervención fue muy agresiva para poder curarme.

Leer también: "Ser madre después de un cáncer"

Y sí, es cierto, la prioridad en ese 27 de octubre de 2007, fue mi salud, indiscutiblemente.

Pero asumir que jamás podría gestar a nuestros hijos no fue nada fácil y no es un cambio que se asume al momento.

Me gustaría aclarar, que debido a lo que hemos vivido, voy a centrarme en el cáncer y la fertilidad en las mujeres, pero quiero dejar claro que no sólo somos las afectadas en este aspecto, los hombres también sufren consecuencias de esta enfermedad.

La quimioterapia, uno de los tratamientos más frecuentes que se usan en pacientes con afecciones de cáncer, este fue también mi caso. Este tratamiento incluye medicación que puede causar daños en los óvulos de una mujer.

Aún así, cuando se inicia un tratamiento de “quimio” es complicado o casi imposible, valorar los efectos que el tratamiento va a causar en nosotras respecto a la fertilidad futura.

Es por ello, que en algunos casos, podríamos anticiparnos y preservar óvulos para un futuro, aunque esta posibilidad no es factible siempre. Deberían valorarse llegados este punto varios factores: edad de la paciente, tipo de cáncer que padece, tipo de intervención aplicada, resultados de la misma,… entre otros.

Llegados a esta situación vital y complicada, tal y como nos sucedió a nosotros, estaba claro que no podía gestar a mis hijos porque en la intervención me extirparon útero y matriz, y además no era factible preservar mis óvulos, teníamos claro que si queríamos ser padres debíamos buscar una alternativa.

Leer también: "Una feliz mamá tras superar un cáncer de mama"

Inicialmente lo intentamos mediante la adopción, no fue posible, por motivos institucionales y estrechamente relacionados con el cáncer y como se trata durante el trámite burocrático.

A pesar de estar sana, no fue posible finalizar el proceso de idoneidad por haber sufrido esta enfermedad. Nos emplazaron a intentarlo más adelante (en este punto existen matices, por supuesto, pero sería muy largo).

En resumen, la adopción quedó descartada, mejor dicho nos obligaron a descartarla. Solo teníamos una opción, LA OPCIÓN, ser padres mediantes Gestación Subrogada.

Escogimos California, de hecho podéis conocer en profundidad nuestra historia en nuestro blog “La Aventura de Nacer – Gestación subrogada” (En facebook) o en nuestra web: https://la-aventura-de-nacer.webnode.es/.

Hoy somos padres de gemelos, nuestros “twins”, nuestra alegría, nuestra ilusión y lo más precioso del mundo. Junto a ellos hemos aprendido mucho, desde que nacieron hemos caminado juntos de la mano, los cuatro, sin soltarnos un segundo.

Leer también: "Vitrificar los óvulos y postergar la maternidad"

Lo que nuestros peques no pueden saber todavía, pero en un futuro si conocerán, es que han sido la lucha más maravillosa que unos padres pueden tener, una lucha incansable de años, para poder formar nuestra familia y que nos ha dado la mejor recompensa que jamás hubiéramos podido imaginar. +

Y por supuesto, que ya antes de nacer y sin que nosotros fuéramos conscientes de ellos, nos dieron una lección de vida increíble.

Como dice Rozalén en su canción “VIVIR”:

“Sabes, fue como una ola gigante
Arrasó con todo y me dejó desnuda frente al mar

Pero sabes, sé bien que es vivir
No hay tiempo para odiar a nadie
Ahora sé reír

Quizá tenía que pasar
No es justo, pero solo así se aprende a valorar

Y si me levanto y miro al cielo
Doy las gracias y mi tiempo lo dedico a quien yo quiero
Lo que no me aporte, lejos
Si alguien detiene mis pies
Aprendería a volar”

 

Ánimo a todas y todos, se puede salir y se puede ser madre o padre después de un cáncer, creer en vosotros mismos y luchad con todas las fuerzas y sobretodo sobre todo no perdáis la ilusión, como dice la canción mirad con el prisma de un niño y los colores serán siempre intensos.

 

Maite Arboles

21 de noviembre de 2018

La Aventura de Nacer – Gestación Subrogada (Facebook)

https://extraconceptions.com (Gestación Subrogada en California)

Resumen
Fecha revisión
Artículo revisado
La infertilidad y las mujeres con cáncer
Clasificación del autor
51star1star1star1star1star

Autor: Rosa Maestro

Periodista, comunicadora, madre sin pareja con donante de esperma y por adopción internacional, fundadora de la web masola.org y autora de los cuentos infantiles #reproducciónasistida "Cloe quiere ser mamá..", "Nora y Zoe, dos mamás para un bebé" y "Lucía y e cofre mágico de la familia".

Comentarios